viajes

Blitz, el amor de mi vida.

noviembre 08, 2012Ehtisham Niazi

Hace unos días os dejé las direcciones de algunas tiendas vintage que visité en mi reciente viaje a Londres. Una de esas tiendas, la más maravillosa en mi opinión, se llama Blitz.

La descubrí por casualidad. Aunque la llevaba apuntada en mi libreta de direcciones, no me di cuenta. Paseábamos por Brick Lane, zona de tiendas vintage por excelencia, y tras salir de un semisótano donde se celebra un mercadillo bastante poco conocido pero que merece la pena, una chica nos respartió un flayer. Al principio ni lo miré. A los pocos segundos mi prima me dijo: "Vaya, parece que hacen descuento a los estudiantes". No le di importancia, ya que en Londres suele ser bastante habitual. Así que, si váis a Londres, llevaros vuestra Student Card que incluso en TopShop os hacen descuento. Nos fijamos en el panfleto y nos dimos cuenta que se encontraba a menos de 30 metros. Sin decir nada, nos encaminamos hacia la tienda. Y en ese momento me enamoré.

Una entrada bastante común pero nada más poner el primer pie dentro, la atmósfera se apodera de ti. A la derecha un pequeño café que se jacta de anunciar el mejor capuccino de la ciudad. Una coqueta zona, sin grandes pretensiones, acorde con aquel lugar. Aquello ya me sorprendió.

Una especie de local industrial de color rojo sin puertas ni espacios separados. Una espectacular tienda, enorme donde las haya. Empezamos a adentrarnos y cual fue mi primera sorpresa al descubrir que allí no había solo ropa. Habí muebles vintage, objetos de decoración, electrodomésticos, artículos electrónicos, cámaras de fotos... ¡El paraíso!

Tras coger varias cosas, descubrí dos burros, enteros, de gabardinas Burberry (Incluso Burberrys). No sé cuántas habría, pero más de 100 seguro. Los precios oscilaba entre los 80 y 150 libras. Algo que me sorprenció porque estaban muy bien conservados .  Me probé unos cuantos y al final me decidí por uno para regalárselo a mi madre que llevaba tiempo buscando. Con varias cosas en la cesta, tocaba seguir disfrutando.

Cuál fue mi sorpresa cuando descubrimos unas escaleras que llevaban a un subpiso ¡tan grande o igual que el anterior! La sensación de estar allí, rodeada de todas aquellas prendas de más de 30 años, ha hecho que, de la emoción, no recuerde todo a la perfección. Simplemente me enamoré. Y por todo eso, hoy por hoy, Blitz se ha convertido en el amor de mi vida.

[gallery order="DESC"]

Photos: Blitz.com/IraiaBandres

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Follow by Email

Formulario de contacto